Nada que festejar!


Según comentan que a la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas se le conocía con el nombre de Jovel o Job’el (del tzotzil «zacate grande») hasta la llegada del español Diego de Mazariegos, el llamado «conquistador», después de invadir a las tierras indígenas y fundar la ciudad un 31 de marzo de 1538 y que tuvo nombres como Ciudad Real, Villa Real de Chiapa, Chiapa de los Españoles, Valle de San Cristóbal, etc, hasta legar a su nombre actual.
Años después de la llegada de los llamados «conquistadores» sigue existiendo mucha influencia de esta conquista, incluso en los libros de texto escolares se menciona a «Los Conquistadores» con cierto respeto. También, como ocurre en varios lugares de México, se construyen monumentos a los invasores y asesinos llamados «Conquistadores».
Con Diego de Mazariegos no fué la excepcion, además de calles, hoteles, lugares y demás cosas que aún hay en la ciudad con su nombre, hubo una estatua desde 1978, pero el 12 de octubre de 1992 hubo un suceso, ese día que celebraban como «El día del descubrimiento» y conmemoración de los 500 años de la llegada de los españoles, la consigna indígena fue: «Nada que festejar!». Así que ese día varios indígenas marcharon en San Cristóbal y derribaron la estatua de Mazariegos, esos mismos indígenas el 1 de enero de 1994 salieron a la luz pública bajo el nombre del EZLN.
En el 2017 una parte del casco de la estatua se exhibio en un museo de San Cristobal.
Nagando así la sumisa aceptación de «conquista» a una descarada invasión, nos sumamos a la consigna: Nada que festejar!
Israel Pirra Marzo 2019 Jovel, Chiapas
https://pirra.punks.computer/nada-que-festejar.html