• Tag Archives La Sexta
  • POR CORONAVIRUS EL EZLN CIERRA CARACOLES Y LLAMA A NO ABANDONAR LAS LUCHAS ACTUALES

    COMUNICADO DEL COMITÉ CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDÍGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

    MÉXICO.

    16 DE MARZO DEL 2020.

    AL PUEBLO DE MEXICO:
    A LOS PUEBLOS DEL MUNDO:
    AL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA – CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO:
    A LA SEXTA NACIONAL E INTERNACIONAL:
    A LAS REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA:

    HERMANAS, HERMANOS, HERMANOAS:
    COMPAÑEROS, COMPAÑERAS, COMPAÑEROAS:

    LES COMUNICAMOS QUE:

    CONSIDERANDO LA AMENAZA REAL, COMPROBADA CIENTÍFICAMENTE, PARA LA VIDA HUMANA QUE REPRESENTA EL CONTAGIO DEL COVID-19, TAMBIÉN CONOCIDO COMO “CORONAVIRUS”.

    CONSIDERANDO LA FRÍVOLA IRRESPONSABILIDAD Y LA FALTA DE SERIEDAD DE LOS MALOS GOBIERNOS Y DE LA CLASE POLÍTICA EN SU TOTALIDAD, QUE HACEN USO DE UN PROBLEMA HUMANITARIO PARA ATACARSE MUTUAMENTE, EN LUGAR DE TOMAR LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA ENFRENTAR ESE PELIGRO QUE AMENAZA LA VIDA SIN DISTINCIÓN DE NACIONALIDAD, SEXO, RAZA, LENGUA, CREENCIA RELIGIOSA, MILITANCIA POLÍTICA, CONDICIÓN SOCIAL E HISTORIA.

    CONSIDERANDO LA FALTA DE INFORMACIÓN VERAZ Y OPORTUNA SOBRE EL ALCANCE Y GRAVEDAD DEL CONTAGIO, ASÍ COMO LA AUSENCIA DE UN PLAN REAL PARA AFRONTAR LA AMENAZA.

    CONSIDERANDO EL COMPROMISO ZAPATISTA EN NUESTRA LUCHA POR LA VIDA.

    HEMOS DECIDIDO:

    PRIMERO.- DECRETAR LA ALERTA ROJA EN NUESTROS PUEBLOS, COMUNIDADES Y BARRIOS, Y EN TODAS LAS INSTANCIAS ORGANIZATIVAS ZAPATISTAS.

    SEGUNDO.- RECOMENDAR A LAS JUNTAS DE BUEN GOBIERNO Y MUNICIPIOS AUTONÓMOS REBELDES ZAPATISTAS, EL CIERRE TOTAL DE LOS CARACOLES Y CENTROS DE RESISTENCIA Y REBELDÍA, DE FORMA INMEDIATA.

    TERCERO.- RECOMENDAR A LAS BASES DE APOYO Y A TODA LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA SEGUIR UNA SERIE DE RECOMENDACIONES Y MEDIDAS DE HIGIENE EXTRAORDINARIAS QUE LES SERÁN TRASMITIDAS EN LAS COMUNIDADES, PUEBLOS Y BARRIOS ZAPATISTAS.

    CUARTO.- ANTE LA AUSENCIA DE LOS MALOS GOBIERNOS, EXHORTAR A TODAS, A TODOS Y A TODOAS, EN MÉXICO Y EL MUNDO, A QUE TOMEN LAS MEDIDAS SANITARIAS NECESARIAS QUE, CON BASES CIENTÍFICAS, LES PERMITAN SALIR ADELANTE Y CON VIDA DE ESTA PANDEMIA.

    QUINTO.- LLAMAMOS A NO DEJAR CAER LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA FEMINICIDA, A CONTINUAR LA LUCHA EN DEFENSA DEL TERRITORIO Y LA MADRE TIERRA, A MANTENER LA LUCHA POR L@S DESAPARECID@S, ASESINAD@S Y ENCARCELAD@S, Y A LEVANTAR BIEN ALTO LA BANDERA DE LA LUCHA POR LA HUMANIDAD.

    SEXTO.- LLAMAMOS A NO PERDER EL CONTACTO HUMANO, SINO A CAMBIAR TEMPORALMENTE LAS FORMAS PARA SABERNOS COMPAÑERAS, COMPAÑEROS, COMPAÑEROAS, HERMANAS, HERMANOS, HERMANOAS.

      LA PALABRA Y EL OÍDO, CON EL CORAZÓN, TIENEN MUCHOS CAMINOS, MUCHOS MODOS, MUCHOS CALENDARIOS Y MUCHAS GEOGRAFÍAS PARA ENCONTRARSE.  Y ESTA LUCHA POR LA VIDA PUEDE SER UNO DE ELLOS.

    ES TODO.

    DESDE LAS MONTAÑAS DEL SURESTE MEXICANO.
    Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del
    Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

    Subcomandante Insurgente Moisés.
    México, marzo del 2020.


  • Comunicado denunciando la detención ilegal del compañero del CNI, Miguel López Vega

    Al pueblo de México
    A las Redes de Resistencia y Rebeldía
    A la Sexta Nacional e Internacional
    A los medios de comunicación.

    El Congreso Nacional Indígena, el Concejo Indígena de Gobierno y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, denunciamos la cobarde detención de nuestro compañero Miguel López Vega, delegado del Congreso Nacional Indígena, miembro de la radio comunitaria de Zacatepec, y parte del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua de Puebla, Morelos y Tlaxcala, por personas armadas del mal gobierno que sin identificarse privaron de su libertad a Miguel por una presunta orden de aprehensión.

    El secuestro de nuestro compañero a las afueras de la Secretaría General de Gobierno a las 14:30 horas de hoy 24 de enero, es la respuesta, de quienes dicen que gobiernan este país, a la determinación de los pueblos originarios de impedir la destrucción y la contaminación industrial de agua del río Metlapanapa, es la represión de ver la vida donde ellos ven dinero impregnado del dolor de nuestra gente.

    Como pueblos del CNI-CIG, manifestamos nuestra oposición a la destrucción y privatización del río Metlapanapa, que junto con los demás megaproyectos de muerte, pretenden someter a nuestro país en el luto y la guerra.

    Exigimos la inmediata libertad del compañero Miguel López Vega

    Atentamente
    Enero de 2020
    Nunca mas un México sin Nosotros
    Congreso Nacional Indígena
    Concejo Indígena de Gobierno
    Ejército Zapatista de Liberación Nacional


  • Pronunciamiento de la 4 Asamblea Nacional del CNI-CIG

    Pronunciamiento de la 4 Asamblea Nacional del CNI-CIG

    Traducione Italiano

    ::::::::::::::.

    Al pueblo de México
    A los pueblos del Mundo
    A la Sexta Nacional e Internacional
    A las Redes de Resistencia y Rebeldía
    A los medios de comunicación

    Hermanos, hermanas

    Desde el Caracol Zapatista Jacinto Canek, en el CIDECI- UNITIERRA, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, los días 18 y 19 de diciembre de 2019, para celebrar la 4ª Asamblea Nacional del Congreso Nacional Indígena y el Concejo Indígena de Gobierno los pueblos Afromexicano, Binizaa, Chinanteco, Chol, Chontal, Comca’ac, Hñahñu, Kumiai, Mam, Maya, Mayo, Mazahua, Me´phaa, Mixe, Mixteco, Nahua, Náyeri, Purépecha, Quiché, Rarámuri, Téenek, Tepehuano, Tohono Oódam, Tojolabal, Totonaca, Tzeltal, Tzotzil, Wixárika, Yaqui, Zoque, Chixil, Cañari y Castellano, provenientes de 24 estados de la república, así como invitados de Guatemala, Ecuador, El Salvador y Estados Unidos, nos encontramos para escucharnos, para ver en el compañero y compañera que en colectivo somos pueblos, naciones y tribus. 

    Nos encontramos para ver y entender la guerra neoliberal que de arriba viene cubierta de mentiras simulando gobernar, cuando ponen el país en manos del gran capital, al que le estorba la conciencia colectiva de los pueblos y echa a andar su maquinaria de despojo:

    1. A través de la violencia sanguinaria y terrorista en contra de los pueblos que defienden la tierra.

    El luto y la rabia que nos habita a quienes hoy nos encontramos, es por el daño a la madre tierra, el despojo de todas las formas de vida. Y aquellos que decidieron destruirla para convertirla en dinero tienen nombre y apellido, así como los asesinos de nuestros compañeros. Nos duele en el corazón colectivo el asesinato del compañero delegado popoluca del CNI, Josué Bernardo Marcial Campo, también conocido como TíoBad quien por su arte, su música y su protesta en contra de los megaproyectos que el mal gobierno pregona haber terminado, como es el fracking, fue desaparecido y encontrado brutalmente asesinado el pasado lunes 16 de diciembre.

    El compañero Samir Flores Soberanes del pueblo nahua de Amilcingo, Morelos

    El compañero Julián Cortés Flores, del pueblo mephaa de la Casa de Justicia de San Luis Acatlán, Guerrero.

    El compañero Ignacio Pérez Girón, del pueblo tzotzil del municipio de Aldama, Chiapas.

    Los compañeros José Lucio Bartolo Faustino, Modesto Verales Sebastián, Bartolo Hilario Morales, e Isaías Xanteco Ahuejote del pueblo nahua organizado con el Concejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata (CIPOG – EZ).

    Los compañeros Juan Monroy y José Luis Rosales, del pueblo nahua de Ayotitlán, Jalisco.

    El compañero Feliciano Corona Cirino, compañero del pueblo nahua de Santa María Ostula, Michoacán.

    Nuestros compañeros fueron asesinados por oponerse a la guerra con la que el mal gobierno pretende hacerse de nuestras tierras, montes y aguas, para consolidar el despojo que amenaza nuestra existencia como pueblos originarios.

    1. Consultas mentirosas 

    El mal gobierno federal simula consultar a los pueblos, suplanta nuestra voluntad colectiva ignorando y ofendiendo nuestras formas de organización y toma de decisiones, como es el vulgar engaño a lo que llamó “Consulta”, cuyo objetivo no es otro que imponer por la fuerza el mal llamado Tren Maya, que entrega los territorios indígenas al gran capital industrial y turístico, o las mentiras a las que llaman también consulta para imponer con violencia el Proyecto Integral Morelos, o los megaproyectos de muerte que reconfiguran nuestro país para dejarlo a disposición del capital multinacional, principalmente imponiendo el poderío terrorista de los Estados Unidos.

    1. Polarización y enfrentamiento entre los pueblos

    Para avanzar en su guerra, el mal gobierno apuesta por el desmantelamiento de los tejidos comunitarios, al fomentar los conflictos internos que tiñen de violencia a las comunidades, entre quienes defienden la vida y quienes decidieron ponerle precio, aún a costa de vender las futuras generaciones para el beneficio millonario de unos cuantos corruptos, a los que sirven los grupos armados de la delincuencia organizada.

    Por lo anterior, señalamos que resistimos y luchamos porque estamos vivos, porque, aunque tenemos miedo de dejar de existir como lo que somos, no es esa la vía que elegimos para nosotros, nosotras y para quienes nos debemos. 

    1. Expansión de la guerra 

    Mientras nosotros, como pueblos originarios, sufrimos con más violencia que nunca la guerra del capital, el mal gobierno junto con sus grupos armados militares, policiales, paramilitares, guardias blancas y grupos de choque, extienden en nombre del dinero la destrucción sobre todo el territorio nacional. 

    En Veracruz:

    En la región del Totonacapan y hasta la Huasteca, se instalan los gasoductos Texas-Tuxpan, Tuxpan-Atotonilco y Tuxpan-Tula. A la par de las mentiras del gobierno Neoliberal de AMLO, se apuntala y se opera la fractura hidráulica para extraer hidrocarburos, se hacen trasvases para llevarse el agua de los ríos y ponerla en manos de privados, amenazando la vida de los pueblos tének, nahuatl, totonaco, otomí y tepehua, además del aumento en los grupos de la delincuencia organizada. 

    En Michoacán:

    En el territorio de la meseta purépecha se extiende la siembra masiva de aguacate, despojando el territorio de las comunidades indígenas, se derriban los bosques y están matando los lagos de Cuitzeo, Zirahuen y Pátzcuaro.

    En la sierra costa del pueblo nahua, la intención de saqueo por bandas de la delincuencia organizada, con el descarado apoyo de todos los niveles del mal gobierno, amenazan la vida y la integridad de los pueblos originarios, particularmente de nuestros hermanos de la comunidad indígena nahua de Santa María Ostula, que resisten la devastación de los territorios comunales, mediante la explotación de minerales, de maderas preciosas y la explotación turística de las playas en los municipios de Aquila, Coahuayana, Chinicuila y Coalcomán, queriendo hacer parecer que la guerra es entre comunidades o entre comuneros, mientras que desde arriba los poderosos esperan el momento de poder apropiarse de la vida que Ostula defiende.

    En la comunidad purépecha de Zirahuén, que tiene una larga lucha de defensa del lago del mismo nombre, hoy con la ayuda de grupos armados de la delincuencia organizada, los empresarios aguacateros destruyen el bosque y contaminan el agua con el uso de agrotóxicos.

    En Jalisco:

    Persiste la invasión del territorio wixárika de San Sebastián Teponahuaxtlán a manos de supuestos pequeños propietarios de Huajimic, Nayarit. Así mismo, el gobierno pone en manos de empresas mineras extranjeras miles de hectáreas del territorio sagrado Wirikuta, en el estado de San Luis Potosí, amenazando la existencia cultural y del territorio ceremonial. 

    En la comunidad indígena chichimeca de San Juan Bautista de La Laguna, en el municipio de Lagos de Moreno, el mal gobierno pone en manos de particulares el territorio ancestral reconocido en sus títulos primordiales, imponiendo además un gasoducto para abastecer a grandes industrias, ante las que, de forma organizada, la comunidad ha resistido a pesar de la represión y criminalización que los malos gobiernos estatales y municipales ejercen en su contra.

    La comunidad tepehuana y wixárika de San Lorenzo de Azqueltán sufre, a la par del despojo de su tierra, de amenazas de muerte e intentos de homicidios como el ocurrido el pasado 3 de noviembre, cuando el cacique llamado Fabio Flores alias “La Polla”, junto con personas armadas atacó a las autoridades comunales ocasionándoles graves heridas que estuvieron a punto de costar la vida a los comuneros Ricardo de la Cruz González, Rafael Reyes Márquez y Noé Aguilar Rojas. Todo esto con la complicidad del gobierno municipal de Villa Guerrero, Jalisco, prevaleciendo la impunidad en este cobarde crimen.

    En Puebla: 

    El mal gobierno junto con su grupo armado de la Guardia Nacional y grupos policiales, pretende imponer un megaproyecto que vertería desechos tóxicos al río Metlapanapa, esto como parte del llamado Proyecto Integral para la Construcción del Sistema de Alcantarillado Sanitario de la Zona Industrial de Huejotzingo, conocido como “Ciudad Textil”. En la defensa de la vida del río y de los pueblos que lo habitan, nuestros compañeros y compañeras del pueblo nahua, de las comunidades de San Mateo Cuanalá, San Lucas Nextetelco, San Gabriel Ometoxtla, Santa María Zacatepec y la colonia José Ángeles han sufrido agresiones por esos cuerpos represivos.

    En la Sierra Negra de Puebla, fue desaparecido nuestro compañero Sergio Rivera Hernández desde el pasado 23 de agosto de 2018, en represalia a su lucha en contra de la destrucción que causa la empresa minera Autlán, por lo que seguimos exigiendo su presentación con vida. 

    En Campeche:  

    Con el pretexto del mal llamado “Tren Maya” se está proyectando la construcción de 15 nuevos centros urbanos, que no solo conllevan destrucción ambiental, sino que implican el despojo de territorios de pueblos originarios.

    En Morelos, Puebla y Tlaxcala:

    Por la fuerza se impone el llamado Proyecto Integral Morelos reprimiendo a quienes no están de acuerdo, como es el asesinato de nuestro hermano Samir Flores. Ese crimen continúa impune, pues mientras abajo Samir es un ejemplo de dignidad, para los de arriba solo les merece desprecio, pues para ellos lo importante es construir la termoeléctrica de Huexca, Morelos, el gasoducto en las faldas del volcán sagrado Popocatepetl, así como la infraestructura industrial y de comunicaciones que conlleva. Escenario en el que se agudiza la presencia de violentos grupos delictivos. 

    En Chiapas:

    Persiste la intención de despojo y privatización del territorio Tzeltal en beneficio de empresas privadas, mediante la llamada “Carretera Cultural” que anteriormente se llamaba “Super Carretera” y que pretende pasar por el territorio del ejido de San Sebastián Bachajón, Palenque y otras comunidades.

    Así mismo en el territorio Zoque, el gran capital identificó un corredor petrolero que abarca 9 municipios, en una superficie de 84,500 hectáreas y que pretende atravesar el territorio de la comunidad de Chapultenango. 

    Los malos gobiernos de todos los niveles, buscan mediante campañas de confrontación, paramilitarización y suplantación, acabar con la organización de las comunidades que se organizan de forma autónoma, como es el caso de nuestros hermanos del ejido Tila.

    En la costa de Chiapas hemos recibido amenazas y despojo de nuestras tierras por el intento de construcción de la carretera Pijijiapan – San Cristóbal de las Casas – Palenque. Además de la construcción de un gasoducto que pretende atravesar la zona costa de Chiapas y Guatemala. 

    Persiste el hostigamiento militar y paramilitar en contra de los territorios zapatistas, para tratar de debilitar y destruir no solo los espacios autónomos que se han construido, sino el eco que se expande por el país y por el mundo. 

    En la Ciudad de México:

    Mientras se niegan los espacios públicos a los pueblos originarios residentes en la ciudad para la realización de su trabajo, éstos son entregados a los capitales privados para su enriquecimiento. Tal es el caso del pueblo Otomí residente en la Ciudad de México, que actualmente se encuentran en amenaza de desalojo en la calle Roma número 18 en la colonia Juárez.

    Mientras se agudiza el despojo de los espacios campesinos e indígenas en la ciudad de México, también el hostigamiento en contra de los compañeros Gerardo Camacho y Jaime Gómez quienes han recibido amenazas de muerte del comisariado ejidal de la comunidad de San Nicolás Totolapan.

    En Guerrero: 

    Persiste el hostigamiento en contra de nuestros hermanos del Consejo Indígena y Popular de Guerrero Emiliano Zapata, que construyen sus formas de seguridad y justicia cuidando el territorio ante la ambición capitalista. 

    Estado de México:

    En la cuenca del Valle de México el megaproyecto neoliberal de Santa Lucía y la imposición de la carretera Tuxpan-México se ha realizado a través de paramilitares en la carreta en el tramo Ecatepec-Peñón. Así como el entubamiento y privatización de ríos y manantiales.

    En Oaxaca:

    El territorio chinanteco de San Antonio de Las Palmas está siendo amenazado por concesiones mineras que abarcan más de 15 mil hectáreas, así como proyectos de represas sobre el río Cajonos, en la cuenca del Papaloapan.

    En Oaxaca y Veracruz:

    En el sur de Veracruz, parte norte del Itsmo de Tehuantepec pretenden imponer un corredor interoceánico, que transformaría la región en un inmenso parque industrial, dejándonos sin agua, destruyendo la naturaleza y el tejido de los pueblos con violencia e inseguridad. Valiéndose de los ríos de los territorios indígenas para la ampliación de los puertos que conectarían el corredor interoceánico, que está acompañado de los megaproyectos mineros, de fracking, de los parques eólicos empresariales y del despojo del agua que nace en territorios indígenas.  

    Sonora: 

    El Río Mayo está siendo contaminado por la minera a cielo abierto Cobre del Mayo que vierte sus desechos tóxicos a la presa Abelardo L. Rodríguez, conocida como presa del Mocuzarit, amenazando la vida colectiva del pueblo Mayo. 

    Nayarit:

    El río San Pedro en el territorio Nayeri, se encuentra amenazado por el proyecto hidroeléctrico “Las Cruces”, así como la megaminería de oro y plata en la comunidad de Jazmín del Coquito, en la ranchería Los Arroyos.

    Yucatán:

    En el contexto de la imposición en curso del mal llamado Tren Maya, fue amenazado de muerte nuestro compañero Pedro Uc Be, de la Asamblea en Defensa del Territorio Maya Muuch Xiinbal

    Por todo lo anterior señalamos que nuestros pueblos, naciones y tribus seguiremos cuidando y defendiendo las semillas de resistencia y rebeldía en medio de la muerte.  Construyendo un camino que perdure en medio de la oscuridad; y nosotros, nosotras, ahí estaremos para sanar a nuestra madre tierra, junto con los pueblos del mundo.

    Diciembre de 2019

    Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos

    Nunca Mas Un México Sin Nosotros

    Congreso Nacional Indígena

    Concejo Indígena de Gobierno

    Ejército Zapatista de Liberación Nacional


  • PROGRAMA DEL SEGUNDO FESTIVAL DE CINE “PUY TA CUXLEJALTIC” Del 7 al 15 de diciembre del 2019

    PROGRAMA DEL SEGUNDO FESTIVAL DE CINE “PUY TA CUXLEJALTIC”
    Del 7 al 15 de diciembre del 2019.

    Sábado 7:

    Gran Jornada de Mujeres que Luchan del colectivo Luces Rebeldes.
    Escuela por la Defensa del Territorio de la Sandía Digital y Witness.
    Corrientes del sur de Geovanni Ocampo Villanueva.
    Noosfera de Amelia Hernández.
    Santo Remedio de Andrea Ayala Luna, Ingrid Denisse Alarcón Díaz.
    Sobre la hierba de José Alfredo Jiménez Milán.
    3 x 10 pesos de Uzziel Ortega Sánchez y David Donner Castro.
    El caminar de las Pastoras de Gabriela Ruvalcaba.
    Videoclip & Discurso de El Gran Om.
    Soles Negros de Julien Elie.

    Domingo 8

    Huir de Daniel Hernández Delgadillo.
    Restos de viento de Jimena Montemayor.
    Birders de Otilia Portillo.
    Vaquero del mediodía de Diego Osorno.
    ¿Qué les pasó a las abejas? de Adriana Otero.
    Poetas del Cielo de Emilio Maillé.

    Lunes 9

    El gallinero de Fabián Ibarra.
    Rojo De María Candelaria Palma Marcelino.
    La bruja del fósforo paseante de Sofía Carrillo.
    Gyuri de Mariana Lacerda.
    Un amor en rebeldía de Tania Castillo.
    Mujeres que luchan de Larissa Rojas.
    El Vapor del Olvido de Marcos Ignacio Hidalgo Sánchez.
    La Camarista de Lila Avilés.

    Martes 10

    El sembrador de Melissa Elizondo Moreno.
    Sanctorum de Joshua Gil.
    Ya no estoy aquí de Fernando Frías de la Parra.
    Titixte de Tania Hernández Velasco.
    El Guardián de la memoria de Marcela Arteaga.

    Miércoles 11

    “Kuxlejal” (vida) de Elke Franke.
    Rapsodia de Antonio del Rivero Herrera.
    Las Lecciones de Silveria de Yolanda Cruz.
    Retiro de Daniela Alatorre.
    Voces de barro de Tania Paz.
    Antes del olvido de Iria Gómez.

    Jueves 12

    Los nacimientos de Celia de Carlos Hagerman.
    Mamartuile de Alejandro Saevich.
    Arcángel de Ángeles Cruz.
    45 días en Jarbar de César Aréchiga.
    Mano de obra de David Zonana.
    Chicuarotes de Gael García Bernal.

    Viernes 13

    Lorena de Juan Carlos Rulfo
    Nosotras de Natalia Beristain
    Polvo de Chema Yazpik
    Sonora de Alejandro Springall
    Pájaros de Verano de Cristina Gallego y Ciro Guerra

    Sábado 14

    MESA REDONDA DE TAN RECTANGULAR: CINE: CREADOR@S Y CREATURAS.

    Domingo 15

    Tuyuku (Ahuehuete) de Nicolás Rojas
    Amador Hernández, una cabrona patada en la costilla de Martí Torrens
    Dos episodios de la Docuserie Somos valientes, co-producida por Marcela Zendejas y Lidya Cacho: Episodio Yucatán, HUNAB; y Episodio Sinaloa, Malala Academia.
    Pasco, avanzar más allá de la muerte de Martín Sabio y Patricia Miriam Rodríguez

    Programación sujeta a cambios de última hora


  • UNA BALLENA EN LAS MONTAÑAS DEL SURESTE MEXICANO (Creador@s y Creaturas)



    COMISIÓN SEXTA DEL EZLN.
    MÉXICO.

    Diciembre del 2019.
    Al Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno:
    A las personas, grupos, colectivos y organizaciones de la Sexta nacional e internacional:
    A las Redes de Resistencia y Rebeldía:
    A quienes son adictos al cine:
    CONSIDERANDO QUE:
    Primero y único:
    UNA BALLENA EN LAS MONTAÑAS DEL SURESTE MEXICANO.
    (Creador@s y Creaturas).
    Usted no sabe cómo es que llegó hasta ese lugar. Sí, parece que ya se va haciendo una costumbre… “Usos y costumbres ciudadanos”, recuerda usted que decía el finado SupMarcos, y recuerda también la irritación que le provocaban esos comentarios sarcásticos… bueno, no sólo eso. La tarde deja ahora su lugar a la noche. Usted se detuvo porque vio de lejos una estrella roja de cinco puntas en lo alto de un cerro, luego una especie de aviso monumental con tantas letras que no alcanzó a leer de qué se trataba. Más allá, una silueta azulada de un caballo relinchando y unas letras grandes que, con luz, sentencian lacónicas: “TULAN KAW ZAPATISTA”. En la entrada, la niña que le guió en aquel primer cine imposible y su banda de niñas y niños, se le acercan. Usted duda si correr, aparentar que no les conoce o permanecer a la expectativa. Cualquier estrategia se derrumba porque la niña le toma de la mano y le reconviene: “siempre llegando tarde”.
    Cruzan por una planada, como en una especie de feria de pueblo. En una suerte de ruta serpenteante, hay unas como “estaciones” con diferentes ingenios de luces y sonidos, disfraces de… monstruos, cirquer@s, trapecistas, alguien enseñando artes, por allá se escucha música, se baila y se canta. La gente se arremolina en su “estación” favorita y hay risas, gritos de admiración y sorpresa. Además, claro, de las “selfies”. Como iniciando el trayecto, una gran pantalla. Usted está a punto de decir “parece un auto cinema”, pero un letrero aclara: “Pie Cinema. Esta noche: Cantinflas y Manuel Medel en Águila o Sol. Mañana: Piporro y Pedro Infante en Ahí viene Martín Corona”.
    La niña le conduce en esa marcha zigzagueante: delante va un extraño ser, parecido a un gato o a un perro; a sus costados van otras niñas y niños hablando todos al mismo tiempo.
    Usted trata de entender lo que dicen, pero entonces mira una gran manta con la imagen de ¿Boris Karloff?, maquillado como la creatura de Frankestein, con una taza en una mano y una pieza mordisqueada de pan en la otra. Las letras señalan una verdad ancestral: “Nada como un cafecito y un bocadillo para volver a la vida”. Más al fondo, en otro lado, se lee “Cirugía Maxilofacial. Luzca su mejor rostro y una sonrisa irresistible” y la imagen de las distintas versiones de la creatura de las secuelas y precuelas de “Alien, el octavo pasajero”. Usted se revisa instintivamente las mejillas y sí, se estremece.
    Hay muchas luces de colores centellantes, un alargado comedor (usted alcanza a leer “ZAPATISTAS” y “BIENVENID@S”), y está por decir que hace frío y que no le vendría mal un café caliente y, sí, tal vez comer algo, cuando ve, en una de las paredes del comedor, otra manta con la imagen de Edward James Olmos anunciando “Sushi pasado por agua. Cursos de Origami. Eliminación de Plagas. Corbatas de moño. Gaff & Company”. En lo alto, como suspendida en el cielo, la imagen animada de la geisha de Blade Runner. Usted se detiene un momento tratando de adivinar cómo es posible ese ingenio, pero la gente que va detrás suyo le empuja.
    Casi al terminar “la ruta de las estaciones”, hay una mesa con una maqueta grande de lo que tal vez será una construcción, con un letrero que reza “Proyecto de Teatro”, y una caja como alcancía con la aclaración “Donativos Anónimos”. Detrás de una tienda de artesanías, una imagen de un “atrapacaras” anuncia bufandas y antifaces para dormir.
    Luego un camino empedrado de luz y la silueta de una gran estrella roja, y, entre escombros aparentemente puestos a propósito, imágenes cambiantes de un escenario distópico. Bosque adentro y montaña arriba se adivinan luces parpadeantes. Sí, como si en lugar de un árbol, los zapatistas hubieran adornado de luces la montaña entera y los árboles del bosque no fueran sino las ramas de ese gran pino obeso.
    Usted piensa que es mejor volver, nada tranquilizante pasa en las tierras del zapatismo… al menos no para usted. Siempre que viene, queda con una sensación de inconformidad y escepticismo respecto a sí mismo. Y se necesitan muchos baños de cotidianeidad citadina para volver a la normalidad. Así que usted se retrasa un poco, buscando la oportunidad de regresar sin que los niños le miren…
    Pero entonces la ve y se detiene.
    Usted se dice que lo ha visto todo, para eso están el internet y el ancho de banda, pero eso que ahora mira es tan ilógico que… Bueno, usted saca su celular e intenta una foto panorámica, pero casi inmediatamente entiende que no es posible. Se necesitaría un satélite para tomar el conjunto, porque se aprecia que todo es parte de un rompecabezas y para armarlo hay que caminar… y cerrar los ojos.
    Pero, al volverlos a abrir, ella sigue ahí. Una gran construcción. Una especie de galerón que, desafiando las leyes físicas, se alarga hasta perderse entre los árboles y en la piel húmeda de la montaña. Una galera cuyo espolón de proa es una estrella roja de cinco puntas. Usted no se sorprendería si, en el costado a su vista, se abrieran ventanillas y salieran decenas, cientos, miles de remos… y dentro se encontrara, “escribiendo en el mar”, el manco de Lepanto. Semeja un galeón. O un barco ballenero… No, más bien una ballena extraviada que, empeñada en nadar contra la corriente y loma arriba, descansa ahora entre árboles y gente. Sí, gente, mucha. De todos los tamaños. Y de todos los colores, porque aunque parece que la mayoría tiene el rostro oculto, sus ropas son como si un caleidoscopio se moviera alrededor del gran cetáceo, absurdo en su reposar a media montaña, como absurdo es todo lo que ahí transcurre.
    No, no se le ocurrió que podría tratarse del navío “Pequod”, sino de la legendaria Moby Dick, la ballena obsesión de Ahab, de Gregory Peck y de Herman Melville.
    “Festival de Cine”, recuerda usted que leyó en varios letreros. Pero no hay ninguna referencia a la película de John Houston ni a la novela de Melville. Entonces usted recuerda lo que dijeron alguna vez l@s zapatistas: “nosotras, nosotros, hablamos para otro tiempo. Nuestra palabra se entenderá en otros calendarios y geografías”. Aun así usted está dispuesto a responder “Llamadme Ismael” si alguien le pregunta su nombre, pero, entonces, mira con detenimiento las 3 grandes mantas que cubren el costado; y, en la del medio, la del cuerpo bordado con lanzas y sogas, se lee:
    Trempülkalwe
    Es idioma mapuche, o mapudungun”, escucha usted que alguien le explica a otra persona. Un poco más arriba, otras letras señalan: “¡MARICHEWEU! Diez, cien, mil veces venceremos”. Y, como ratificándolo, a su alrededor pululan diez, cien, mil personas encapuchadas, remeros de esa paradójica galera de buenaboya. Jóvenes, hombres, mujeres y otroas zapatistas. Como diciendo que cada una de sus existencias, de sus vidas, fuera un triunfo frente a un pasado que les prometía muerte y olvido.
    Aquí, en las montañas del Sureste Mexicano, usted se encuentra con ese grito de resistencia y rebeldía Mapuche. ¿Por qué el zapatismo saluda así y aquí a ese pueblo originario? ¿Por qué el empeño en traer una historia ancestral de resistencia y rebeldía desde el más profundo sur del continente y venir a sembrarla en esta montaña que, además, se llama “Tulan Kaw” (“caballo fuerte” en tojolabal y tzeltal) y hermanar así, irracional, anacrónicamente, dos resistencias y rebeldías con un mismo objetivo: la defensa de la madre tierra?
    Usted está tratando de descifrar ese rompecabezas cuando la banda infantil le empuja dentro de la panza de la ballena… ok, del auditorio. Bancas de madera, muchas, escalonadas siguiendo el perfil de la montaña, un templete con mesas y 3 pantallas (la versión zapatista del 3D), bocinas, cables como tripas desordenadas.
    La niña le dice: “Aquí nos esperas. Vamos por palomitas”. Usted trata de decirle que no vio ningún puesto de palomitas, pero la banda de infantes desaparece al salir del interior del cetáceo… ok, del auditorio. Mientras espera, usted recorre con la mirada el interior de la construcción. En las bancas, seres de todo tipo. En el templete, personas que, usted supone, crean cine. Y es que hablan de cine, pero como que responden a preguntas que, al parecer, nadie les ha hecho… al menos nadie visible. O hablan para sí mismas.
    Regresan corriendo la niña y su banda, todos con bolsas de palomitas. La niña le da una bolsa mientras le aclara: “No le puse mucha salsa porque qué tal duele tu panza luego”. La entrada del grupo infantil es como una señal, y la gente sale en tropel. Quienes están en el templete, suspiran con alivio. Alguien confiesa “¡Uff! ¡Ahora recordé por qué me dediqué al cine!” Otro: “Es como una película de terror mezclada con un thriller y ciencia ficción, y me temo que el guión no me depara nada bueno”. Una más allá: “Pues la verdad no supe qué contestarle, ella tenía demasiadas preguntas”. “Cierto”, dice uno más, “como estar en un tribunal, pero sin abogado defensor… y sabiendo que eres culpable”.
    La niña le dice al oído: “Si viene el SupGaleano a buscarnos, tú le dices que aquí hemos estado todo el tiempo, que tú trajiste palomitas de la ciudad y nos compartiste. Aunque lo veas que está bravo, tú firme, nada de que nada, resistencia y rebeldía”. En un altavoz se escucha: “Se agradecería cualquier información sobre el paradero de un gato-perro, se le busca por robo de material estratégico de la comandancia general. Se supone acompañado de una banda de niñas y niños que… ok, olviden eso de niñas y niños, pero el gato-perro es inconfundible”. El susodicho, se esconde en el regazo de la niña y, sí, usted juraría que tiene una sonrisa traviesa.
    Usted está valorando la conveniencia o no de mentirle a un Subcomandante, cuando las personas regresan, todas con olorosas bolsas de palomitas, toman su lugar y, en el templete, alguien dice: “¿Nadie va a hacer una pregunta frívola?, digo, para volver a la normalidad y todos crean que éste es un festival de cine como los otros”.
    Vaya”, se dice usted, “un festival de cine donde se esperan explicaciones, razones, reflexiones. Como si en la pantalla apareciera un gran signo de interrogación y todas, todos, todoas, esperaran que… ¿qué esperan?”. La niña le confiesa: “Estamos un poco contentas porque ya vinieron ya esas personas que hacen cine. Es que, ¿qué tal que están tristes, o se siente mal su corazón de no saber dónde andan sus crías? ¿Ah, verdad? Entonces les invitamos que vienen y nos cuentan si están bien, o mal, o depende. Y qué tal que echan baile y comen palomitas y se pone contento su corazón”, dice la niña con la boca llena y las mejillas manchadas de salsa.
    Parece que hay un receso, así que todos, incluyéndolo a usted, salen. Para su sorpresa, ahora hay un puesto de palomitas rodante que, como un cometa lleno de luces, arrastra una larga fila de niñas y niños esperando su turno. Hay otro más abajo. Y se adivina uno más lejos. Usted se forma y, ya con su bolsa de palomitas, se queda mirando esa absurda sala de cine y su inclinación rebelde, desafiando la lógica y la ley de gravedad…
    La mítica ballena mapuche, Mocha Dick, navegando montaña arriba, con toda esa gente a cuestas… “y, en medio de todos, un gran fantasma encapuchado, como un monte nevado en el aire” (Moby Dick. Herman Melville, 1851).
    Un cetáceo irreverente como parte de un rompecabezas.
    El cine como algo más, mucho más, que una película.
    Como si aquí fuera parte de un rompecabezas más amplio: usted vio un gran cartel anunciando un festival de Danza, otro sobre un foro en Defensa del territorio y la madre tierra, uno más sobre un encuentro internacional de mujeres que luchan, otro de un cumpleaños; y letreros, muchos: los que señalan baños, regaderas, internet, abarrotes, “Un mundo donde quepan muchos mundos”, además de los de Junta de Buen Gobierno, Municipio Autónomo Rebelde Zapatista, Comisión de Información y Vigilancia… y a usted no le sorprendería topar a Elías Contreras, fumando y sentado afuera de una champa sobre cuyo dintel se leería “Comisión de Investigación”.
    Hay muchas piezas sueltas que usted detecta. Porque usted mira a otras personas que sólo se diferencian de las locales por un gafete que señala “Congreso Nacional Indígena” y, claro, por no traer el rostro oculto; además de “ciudadanos, ciudadanas y ciudadanoas”, que es como el zapatismo nombra a quienes viven o sobreviven en las ciudades.
    Y le desespera saber que hay y habrá otras piezas más.
    Como si el zapatismo se empeñara en retar a la humanidad con enigmas,… o con la silueta de un mundo, de otro mundo.
    Como si su vida de usted le importara a alguien que no conoce.  Alguien por quien tal vez usted ha hecho mucho, poco o nada, pero que le toma en cuenta.
    Como si hasta entonces entendiera que ese “Caracol de Nuestra Vida” le incluye a usted y a los suyos… diez, cien, mil veces.
    Y esta pieza del rompecabezas, el cine, como la vida, dentro de una ballena que remonta, herida en los costados, las montañas del sureste mexicano…
    Pero eso es imposible… ¿o no?
    -*-
    Con base a lo anteriormente expuesto, la Comisión Sexta del EZLN, invita a los hombres, mujeres, otroas, niños y ancianos de la Sexta, del CNI y de las redes de Resistencia y Rebeldía en todo el mundo, y, bueno, a l@s cinéfil@s que puedan y quieran, al FESTIVAL DE CINE…
    “PUY TA CUXLEJALTIC”
    (“Caracol de nuestra Vida”),
    Cuya segunda edición se realizará en el Caracol zapatista de Tulan Kaw,
    en las montañas del Sureste Mexicano, del 7 al 15 de diciembre del 2019.
    Las películas que se exhibirán y las actividades en el festival se darán a conocer públicamente en breve en la sede del Festival.
    Desde las montañas del Sureste Mexicano.
    El SupGaleano.
    Persiguiendo la mutación más temible del Xenoformo: el Gato-Perro.
    ¿Qué? Pues es que se robó mis palomitas. Y el cine sin palomitas es… ¿cómo le explico?… como tacos sin salsa, como Messi sin balón, como burro sin mecate, como pingüino sin frac, como Sherlock sin Watson, como Donald Trump sin twitter (o viceversa)…
    ¿eh?… ok, ése fue otro
    mal ejemplo.
    México, diciembre del 2019.

  • 2019-12-07 DICIEMBRE DE RESISTENCIA Y REBELDÍA @ Chiapas, Mexico

    COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE DE RESISTENCIA Y REBELDÍA.

    SEGUNDA EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE PUY TA CUXLEJALTIC.

    A celebrarse del día 7 de diciembre al 14 de diciembre del 2019.

    Correo para registrarse como asistente:

    segundofestivalcine@ezln.org.mx